Entrevista a la escritora Cristina García-Lasuén

Una vez más pasa la media noche y estoy hablando de la filogenia de los homínidos y del nacimiento del arte con mi amiga “Aino Baar”, el alter ego de la polifacética e incombustible escritora Cristina García-Lasuén en Second Life, y conferenciante del ciclo  Arte Sin Fecha que organiza Open Science en colaboración con TeKnoArtia y Comunidad Virtual del Conocimiento.

Cristina, gracias por compartir tu tiempo con nosotros, es un placer y todo un lujo poder entrevistarte para Ciència Oberta-Open Science.

Muchas gracias, te agradezco este encuentro. Me gusta colaborar con Open Science porque en definitiva estáis en la misma línea de querer acercar la ciencia y el conocimiento a todos. Por eso me ha hecho especialmente feliz esta entrevista.

Aino o Cristina, ¿cómo prefieres que te llame?

En esta entrevista, prefiero Cristina.

Cristina, como escritora, ¿qué fue lo que te atrajo de SL?

Llegué a conocerlo por casualidad. Entré para ayudar en un proyecto. Me llamó la atención la posibilidad de poder desarrollar un mundo desde la imaginación. Me gustaba la idea de poder elegir un personaje y reinventarte a tu gusto y voluntad. Aunque me ha llamado la atención el hecho de que, al final, con todas las posibilidades que existen, la gente acaba buscándose un alter ego lo más parecido posible a ellos, a su realidad. En general, debemos estar bastante satisfechos de nosotros mismos.

Es curioso esto que me dices, así que al final, ¿ la Second Life no es tal, sino que todos tendemos a lo que conocemos más, a nuestro propio reflejo?

Dejando aparte lo más superficial y evidente, la verdad es que en el fondo no veo apenas diferencias entre RL y SL. Observo que da igual el medio porque, pasado un tiempo de pruebas y de tanteos, al final, cada uno se muestra tal y como es. Un discotequero no se vuelve estudioso en SL y una estudiosa no será discotequera en SL. A mi SL me ha descubierto lo que me llamó la atención desde el principio, que es la facilidad que tiene para desplegar canales de educación, medios de transmisión de cultura, de idiomas, de conocimientos. Todo ese potencial educativo, formativo, que se obtiene al instante, desde cualquier parte del mundo, es fascinante. Poder asistir en directo a un congreso sobre Metaverso en Ibiza, asistir a una gran exposición de más de 400 artistas o escuchar en directo un concierto Folk desde California, sin moverte de la pantalla del ordenador.  Es una pena que algunas personas se queden sólo en la parte social y más superficial de SL. Lo más interesante, desde mi punto de vista, son las posibilidades que se abren de intercambio cultural y de conocimientos entre foros, comunidades y universidades.

Háblanos de tu último proyecto, ¿qué es el Arte sin Fecha?

Ahora tengo bastantes proyectos en marcha. Historia sin Fecha. Arte sin Fecha. Pensar el Arte, es uno de los que más ilusión me produce. Surge de una inquietud personal. No se trata de intentar cambiar la Historia del Arte, ni nada parecido. Nada tan pretencioso como eso. Es algo mucho más sencillo. A los que les interesa y estudian Historia y Arte, al principio, les resulta todo muy confuso, demasiados datos, fechas, demasiada información. A medida que vas aprendiendo, vas empezando a ver las fichas del puzzle. Quizás no todas, pero sí algunas. Después eres feliz cuando eres capaz de encajar alguna pieza con otra. Tienes una visión muy parcial pero, por lo menos, ya eres capaz de ver algo. Generalmente esto ocurre  cuando se termina la carrera y el camino más gratificante, el mejor, queda sin recorrer. Yo lo fui haciendo poco a poco, a medida que avanzaba en el estudio de la historia. Quería llegar a comprender las cosas, no sólo aprendérmelas. Me fascinaba la idea de poder tener esa visión a vista de pájaro, desde arriba, que me permitiera ver el puzzle completo sin darle tanta importancia y limitarlo a las fechas. Esa visión de conjunto es la que me ha costado mucho tiempo tener y es la que quiero compartir con aquellos a los que les apasiona tanto el arte como a mí.

La verdad, es que a nadie nos gusta escuchar un sin fin de datos sin tener ese hilo conductor que nos propones, por lo menos a mi no!

El arte es una manifestación del ser human@. Quizás la más emotiva y sensible de todas porque resume el modo de pensar y sentir de un pueblo en un momento determinado. Los datos y fechas que sirven de marco, de situación, están bien; es correcto. Pero el arte es mucho más que un listado o inventario de objetos. Por tanto, me parecía fundamental el cuándo, pero me interesaba añadirle el quién, dónde, el cómo y el por qué. Es lo que humanizaba y nos acercaba a la obra.

Por eso nos propones acabar con el corsé de las fechas para entender el tiempo como un continuo en educación, lo que es muy interesante…

Si. No es que diga que haya prescindido del marco temporal, la cronología es fundamental. Pero no es la única fuente. Como estrategia de análisis, para entender mejor la evolución del arte y de las formas, me hice unos diagramas que acabaron llenos de flechas dobles, triples, porque conectaban hechos, datos, curiosidades, historias. Por otra parte veía ausencias inexplicables. Me parecía que la Historia y el Arte se escribían repitiendo los mismos nombres masculinos y obviando determinados nombres, femeninos, importantes. Me empeñé en incluirlas. Por lo que se refiere al arte sin fechas, me di cuenta que, en muchas ocasiones, las cosas tendían a reproducirse mucho tiempo después. Con todas esas incorporaciones, extra temporales, entendía mucho mejor lo que había ocurrido. Me servía de gran ayuda porque completaba el marco de análisis que, hasta ese momento, lo había limitado al temporal. Con esa ampliación, el resultado y la comprensión de la época y de la obra era más plural, más flexible y completa. Por ejemplo, ver cómo circunstancias ajenas al arte, en principio, determinaban unas formas y una estética. Decidí que si a mí me había servido tanto, haría bien en ponerlo a disposición de todo aquel que le pudiera servir.

¿El traje que lleva tu avatar está inspirado en una obra de Andy Warhol?

Bueno, el traje que mi avatar Aino lleva en Second Life es un diseño de María Grot que, efectivamente, está basado en una tela de Andy Warhol que dice: “Open this end”; y que, como todo lo que hace Maria Grot, es impecable.

Open This End…. explícanos: ¿Qué significa?

Eso habría que habérselo preguntado a Warhol…

Y ¿cómo aplicas Open This End a Arte Sin Fecha? ¿Qué relación hay?

María y yo escogimos esa frase a la vez. Estuvimos inmediatamente de acuerdo por la curiosa coincidencia del espíritu de “Arte sin Fecha”, porque viajamos desde el pasado más remoto al presente más actual. Por eso, abrir, empezar por el final es una posibilidad y una realidad en nuestro caso.

Desde luego, es una imagen muy poética…

Sí, no sé. Para mí lo poético está tan incorporado a lo emocional y sensible, a lo plástico y visual; tan interrelacionado con los sentidos, que no lo puedo ver de manera independiente.

Cristina, volviendo a Historia Sin Fecha, Arte Sin Fecha… se trata de un ciclo de eventos virtuales que comenzó siendo una conferencia y se ha convertido en todo un proyecto, ¿no es así?

La verdad es que este proyecto es como esos pequeños cachorros de los que te enamoras y que en casa te asombras del tamaño que van tomando a medida que pasa el tiempo. Historia Sin Fecha y Arte Sin Fecha: Pensar el Arte, empiezan siendo un croquis de estudio mío. Este esquema me servia para unir conceptos lógicos, porque observe que cuando hacía estas uniones anacrónicas podía meterme más en la comprensión profunda del por qué de determinadas cuestiones. Me di cuenta que al final comprendía mejor al ser humano de cada momento, de cada etapa.

Ya tengo ganas de asistir a tu próxima conferencia, por ciento, ¿cuándo será?

En febrero se dará, en ingles, en un sim americano.

¿Tratará del origen del Arte?

Si, de los inicios del arte que, lógicamente, coinciden con los orígenes del ser humano.

¿Cómo nació el Arte, Cristina?

Surge cuando el ser humano siente la necesidad de crear y hacer algo que no resuelva o satisfaga sólo su instinto primario. El arte es una sofisticación. Nace cuando lo esencial está cubierto o dominado. Como idea abstracta requiere una elevación. El arte es una sublimación.

Y ¿se sabe cuándo ocurrió?

Pues entramos en guerras de criterios y de fechas. Cada uno da una diferente. Deberíamos empezar por cuestionar la mayor. No preguntar cuándo se hizo arte por primera vez, si no, ¿Qué es arte? Una vez contestado esto, quizás se pueda saber cuál, dónde y cuándo fue la primera manifestación.

Buena pregunta, ¿Qué es el arte?

En Origen I lo explico. Contestar a esa pregunta es una de las cuestiones más complicadas que hay. No sólo porque, como bien social, de la comunidad, todos opinan, sino porque ni los mismos expertos están de acuerdo. Desde Bellas Artes se entiende de una manera, los artistas opinan de una diferente, desde la Historia del Arte o desde la Filosofía, de otra, pero luego los paleontólogos, arqueólogos, científicos, tienen otras opiniones. Hay una especialidad, Estética, de la rama de la Filosofía, que trata de definirlo. Son muchos años de estudio denso y riguroso. Así que no vamos a cometer la insensatez de intentar llegar a una conclusión en estos minutos.

Después de muchos debates, aún no agotados, se ha llegado a cierto acuerdo optando por reducir al máximo y en negativo el concepto. ¿Qué es arte? Pues según esto, Arte sería o podría ser todo aquello que NO es útil. Por tanto, si hay algo que merezca la pena ser considerado artístico, pero es útil, lamentándolo mucho, ya no es arte. Será lo que queramos: una maravilla, perfecto, lo que nos parezca mejor; pero arte, no.

¿Esa es, entonces, la diferencia entre obra artística y artesana? ¿La utilidad?

Como todo lo que se reduce al absurdo, es pobre e inexacto. Pero, en principio, esa es la diferencia para la gran mayoría entre la artesanía y el arte. Se ha considerado a la artesanía útil y por tanto, a veces, se le ha negado un reconocimiento creativo. El arte no ha necesitado demostrar su exquisita inutilidad.

Este concepto tuyo, Pensar el Arte, me fascina…. explícanos qué quieres decir cuando nos propones Pensar el Arte.

El arte es una manifestación, una síntesis de cómo sentía y pensaba una persona, de gran sensibilidad, que pertenecía a una época y a una cultura determinada. Si sólo lo vemos desde fuera, el resultado final, el arte como objeto, nos perdemos muchísimo. ¿Por qué ese artista lo hizo de esa forma? ¿Por qué le dio ese toque de color? ¿Qué nos quiso comunicar? Todas esas preguntas me parecen muy valiosas y son tan importantes o quizás más que el resultado final.

Tienes razón.

Por eso si el esfuerzo se centra en memorizar la fecha y el titulo, nos perdemos lo más importante. Creo que hay que atreverse a buscar, saber, preguntarse, arriesgarse.

En definitiva, hay que PENSAR EL ARTE.

La idea me surgió porque me encantaba ver cómo el arte contemporáneo había convertido al pasivo espectador en activo participante. Me fascinaba comprobar que cuando le explicabas a alguien una obra conceptual, se le iluminaban los ojos al comprenderla. Por eso quise hacer estos estudios de manera que fueran como indicios que conducen de una a otra circunstancia y que el arte, ya desde los comienzos, no se aprendiera sólo, sino que entre todos lo fuésemos descubriendo. Que pensásemos el arte. No sé cuál será el destino o el final porque lo planteo como una aventura, un descubrimiento que hacemos entre todos. Me gusta la idea de que todos participemos, porque lo que no ve uno, lo descubre otro y el arte de esta manera se convierte en algo dinámico e interactivo. La mayor ilusión del primer encuentro me la proporcionó una asistente. A pesar de los problemas técnicos que tuve y los cortes e interferencias de conexión se quedó, como todos, hasta bastante entrada la noche. Con tan sólo 9 años escucho encantada, desde el PC de su madre, a una charla de casi 3 horas sobre el Origen del Arte y el Poder en el mundo Paleolítico. Su entusiasmo me llenó de ilusión y confirmó mi idea y proyecto. El arte es un bien social, nos pertenece a todos. Es nuestra sublimación y el reflejo de nuestro tiempo. Cuando no estemos, el arte hablará por nosotros. Por eso me parece tan importante y voy a seguir trabajando en un arte y en una historia que comprendamos y en la que participemos todos.

Y ahora mirando al futuro, ¿qué nuevos proyectos asoman a tu ventana? Uno de los últimos está relacionado con una gran exposición artística en China, ¿es así?

Si. Mi colega Rao y yo somos los comisarios de una exposición que está en marcha y que va a ser, creemos y esperamos, un gran acontecimiento itinerante. Va a unir a China y a España en un proyecto común, desde el arte. La magnitud y la calidad de las obras que serán objeto de la exposición hacen de este encuentro algo especial. Servirá para que nos conozcan y para estrechar lazos de amistad. Esperamos que sucedan muchas cosas buenas para todos a partir de esta muestra. El arte une muchas cosas y la sensibilidad de los pueblos es una de las mejores. Esta ocasión es increíble y maravillosa, pero no es la única. Desde China me llegan muchos, muchos otros proyectos que me fascinan. China se ha despertado. El gran gigante quiere conocer y saberlo todo. Hay un gran interés por descubrir Occidente, su cultura, su arte. Tienen aprobados la inauguración de 200 nuevos museos para el próximo año. Es increíble cómo se está expandiendo y abriendo. En el 2009 varios países tendrán protagonismo cultural. China será uno o el más importante, sin duda. Las Olimpiadas Beijing 2008, las mejores de la historia, nos descubrieron a todos un nuevo país que trabaja al unísono con ilusión y con una perfección asombrosa. A todos nos cautivó su rigor, su eficacia, su calidad y su sensibilidad. Por eso me ilusiona de manera especial que muchos de mis proyectos sean en China. Es un presente que refleja un gran futuro. Emocionalmente, también, me siento muy cercana a sus gentes. El poder dar a conocer Historia sin Fecha, Arte sin Fecha, Pensar el Arte, en China, significa para mí algo muy especial. El arte del pasado y el futuro vuelven a ir juntos. Como en un bucle. En la película de Jean Renoir, “El Río”, se empieza y se acaba diciendo: “The day ends and the end begins”.  Por eso sugiero Open this end, Abrir este final.

http://cristinagarcialasuen.blogspot.com

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s