El mar esconde 17.650 nuevas especies

CENSO INTERNACIONAL DE ESPECIES MARINAS

• Los científicos hallan vida hasta a 5.000 metros de profundidad

Un 'pepino marino' (izquierda), un crustáceo del fondo abisal (centro) y un octópodo apodado 'Dumbo'.

Un 'pepino marino' (izquierda), un crustáceo del fondo abisal (centro) y un octópodo apodado 'Dumbo'.

Los grandes fondos marinos, allá donde no llega la luz, han desvelado a los investigadores hasta 17.650 especies de animales que no habían visto nunca. Son casi todos bichos raros, absortos en la oscuridad total hasta 5.000 metros de profundidad en las llanuras abisales de los océanos, de los que el próximo año se publicará un inventario completo y que van desde gusanos que se alimentan con petróleo hasta octópodos de dos metros de longitud que tienen una aletas tan grandes que ya han recibido el apodo de Dumbo, por el elefante.

Los resultados provisionales del ambicioso proyecto Censo de la Vida Marina, en el que trabajan 344 científicos de 34 países, han sorprendido a los propios biólogos. “Los fondos abisales ya no son un agujero negro”, ha declarado el estadounidense Robert Carney, de la Universidad de Louisiana. La luz solo llega hasta una profundidad de 200 metros; más allá, no existe flora marina y los animales deben alimentarse de otras cosas, como bacterias o comida caída desde la superficie.

Aun así, los fondos más oscuros se han mostrado mucho menos inhóspitos a la vida de lo que se esperaba: 5.722 de las nuevas especies se han hallado a más de 1.000 metros de profundidad. En casi todos los casos se trata de animales transparentes, como los 673 nuevos especímenes de copépodos, unos crustáceos de tamaño muy pequeño, o invertebrados multicolores, erizos y estrellas de mar.

Los investigadores han destacado también la existencia de un gusano marino que fue sorprendido mientras ingería crudo petrolífero en aguas del Golfo de México. Cuando fue sacado del fondo marino por el brazo de un robot el crudo manaba a raudales del gusano. También en el Golfo de México, a 2,7 kilómetros de profundidad, los científicos grabaron en vídeo el momento en que una larva transparente avanzaba apoyándose en sus numerosos tentáculos.

Inmersión profunda

“Aunque el barro de los fondos marinos parece ser monótono y pobre en alimentos, alberga la máxima diversidad de especies posibles”, ha añadido Carney. Los investigadores han llegado a lugares hasta ahora desconocidos con submarinos especiales, sónares y cámaras de inmersión profunda. Las llanuras abisales, de 2 a 5 kilómetros de profundidad, ocupan entre el 50% y 60% de la Tierra.

Los científicos también han constatado que el cambio climático y la contaminación están afectando al fondo marino, donde ha aumentado la acidez del agua y la basura acumulada en el fondo.
En otro estudio, parecido pero a menor escala, científicos de España y Cuba han encontrado ante las costas del país caribeño una singular babosa marina que emite destellos luminosos cuando se siente amenazada.

El mismo equipo ha catalogado ya en las aguas de Canarias 260 especies de moluscos, de los que cinco eran desconocidos hasta ahora.

MÁS INFORMACIÓN
La conquista del fondo del mar emerge en el Museu Marítim

(Via El Periódico)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s