Transgénicos, ¿ángeles o demonios?

Hoy me llevé una sorpresa al ver que un amigo de antaño, de los que recuperas gracias a las redes sociales, había formado un grupo en FaceBook sobre el siempre controvertido tema de los trasgénicos y, como hace unos años tuve la ocasión de organizar un seminaro-debate sobre la situación actual en Europa, he querido remitirle las conclusiones generales en respuesta, pero tan largo me salió el texto que he decidido hacerlo por aquí.

En las siguientes líneas tenéis el texto de presentación del grupo y, más abajo, mi pequeña aportación al tema. Espero que os guste y, como él, os invito a participar en el debate.

Via FaceBook, grupo Que Monsanto se meta su veneno transgenico por el culo.

Jordi Medina

Hace casi un año que empecé a tomarme muy en serio el hecho de que se nos alimente a base de transgénicos. A veces directamente a través de los alimentos que tomamos, a veces indirectamente al comer derivados o al comer la carne de animales alimentados con trangénicos.Para el que no lo sepa, un “alimento” transgénico es un Organismo Vivo Modificado Geneticamente. Y esto en que se traduce? Pues básicamente es un organismo al que se le ha implantado uno o varios genes de otra especie. Por ejemplo, para que un tomate normal soporte temperaturas bajo cero se le introduce el gen del lenguado que hace que pueda soportar las gélidas temperaturas de su hábitat. 

Para conseguir esto existen varias técnicas.
Una de ellas consiste en disparar, con una “pistola de genes”, partículas de oro que penetran en la célula llevando consigo el gen que quiere introducirse.
Otra técnica consiste en infectar las células con el mejor agente invasor jamás inventado, UN VIRUS. Previamente se ha eliminado, presuntamente, la secuencia de ADN maligno que porta el virus, y se ha reemplazado por el gen o genes que quieren introducirse.

Ambas técnicas, no son las únicas pero sí las más comunes, se están llevando a cabo prácticamente con todos los organismos vivos no animados comerciables, es decir, con todas las frutas, hortalizas, cereales, legumbres…
A priori, los Organismos Geneticamente Modificados (OGM), venían para salvar al mundo de las hambrunas. Se decía que los nuevos productos OGM iban a estar modificados para ser resistentes a las plagas, a las temperaturas extremas, e iban a tener cualidades mejoradas ante los productos naturales, como el tamaño y la durabilidad.

Los nuevos OGM iban a contener en su ADN el gen de una bacteria que es capaz de matar a los insectos, es decir, que la propia planta iba a fabricar su propio pesticida (que por cierto, luego nos comemos).

En principio todo iba a ser mejor, pero…

La realidad es la siguiente:

Monsanto, Bayer, Dupont, Syngenta, Dow, Basf son las principales empresas de OGM mundiales, siendo la 1ª, Monsanto la que tiene el 90% de las patentes actuales.

En la década de los 80, cuando se empezaron a comercializar los transgénicos en EEUU, se llevó a cabo un estudio piloto en Gran Bretaña, para investigar los posibles efectos sobre la salud por el consumo de transgénicos en humanos. El equipo encargado de llevar a cabo la investigación recibió fuertes presiones de Monsanto y del Gobierno de EEUU, y finalmente decidieron dar a conocer el resultado de sus investigaciones, y las conclusiones finales. Éstas decían que, al cabo de unas semanas, y sin haber determinado un efecto negativo, los resultados mostraban alteraciones en las células del aparato digestivo, que podían acabar derivando en cáncer u otras enfermedades. El equipo de investigación solicitaba más tiempo para seguir con el trabajo, pero casualmente fueron todos despedidos al día siguiente de presentar éstas conclusiones. En la actualidad ninguno de ellos ha podido seguir ejerciendo en laboratorios.

El gran problema de los OGM, aparte de que no se han realizado los estudios y seguimiento necesarios para determinar su peligrosidad, es que están acabando con la biodiversidad del planeta. El pluricultivo ha dado paso al monocultivo transgénico, y como todos sabemos las plantas se reproducen por polinización. Que es lo que está sucediendo por todo el mundo? Muy sencillo, que las variedades transgénicas están invadiendo y contaminando otras variedades de plantas. El ejemplo más claro lo tenemos en el maíz, donde se están perdiendo a marchas forzadas la mayor parte de variedades autóctonas y silvestres de maíz de México, verdadera Arca de Noé de éste cereal.

Pero sin ir más lejos, en Catalunya se ha perdido para siempre el maíz autóctono que teníamos. Ahora, cualquier agricultor catalán que quiera plantar maíz NO transgénico tiene que comprar las semillas a Francia o Alemania, y eso no le garantiza que la simiente que guarde para el año siguiente sea NO Transgénica, ya que puede contaminarse por una plantación de maíz OGM que se encuentre a varios Kms, ya que el viento hace su trabajo. Y hay que tener en cuenta que las medidas de seguridad que nuestra inteligentísima Generalitat ha previsto para evitar la contaminación entre plantaciones es de 50 mts.

Otro grave problema con el que nos enfrentamos es el de la desaparición de las abejas. Éstas juegan un papel fundamental para la vida en la tierra, transportando y esparciendo el polen. Son las principales polinizadoras junto con el viento.
Albert Einstein dijo una vez “Si las abejas llegaran a desaparecer, al hombre sólo le quedarían unos años de vida”

Pero los trangénicos no sólo matan a las abejas, también matan a la base alimenticia de los pájaros, ya que aniquilan orugas, moscas, mosquitos, escarabajos, pulgones, etc…, es decir, se cargan a todos los insectos…. Bueno, no todos, ya que algunos han mutado haciéndose resistentes y creando plagas que puede llegar a ser devastadoras, ya que se ha acabado con la biodiversidad de plantas y las distintas variedades, jugándonos toda la agricultura a una sola carta, una sola variedad, y si esta variedad sucumbe ante una plaga… se terminó todo. Antes la diversidad de variedades hacían que si una era proclive a tener una plaga, la otra variedad era resistente, es decir, que si una variedad de manzana era devorada por un tipo de pulgón u oruga, las otras variedades se salvaban. Como dato os diré que a principios de 1900 en EEUU se cultivaban más de 25.000 variedades de manzanas, actualmente no creo que sean más de 10.

El otro gran problema es la contaminación del suelo y del agua. Al convertir los pequeños cultivos en macro-cultivos transgénicos, se ha incorporado un gen a las plantas que las hace resistentes a un veneno mortal… el ROUNDUP.
Que es el ROUNDUP? Es un herbicida, es decir, se carga toda planta viva que no contenga el gen que la hace resistente, y ese gen no es del mundo vegetal, es el gen de una bacteria que se ha introducido artificialmente a la planta con las técnicas que os he descrito anteriormente.

La finalidad del ROUNDUP es la de evitar al agricultor la difícil tarea de arrancar las malas hiervas. Si tenemos una plantación de SOJA resistente al ROUNDUP, y rociamos toda la plantación con éste veneno, se morirá todo menos la SOJA OGM (os recuerdo que luego nos la comemos nosotros o el ganado)
En todo esto hay un serio problema, ya que tras 2 o 3 años de rociar la plantación con veneno mortal, la tierra se vuelve NO FERTIL y hay que fertilizarla artificialmente, si no no hay cojones a hacer que crezca nada. Por cierto, he obviado decir que un OGM necesita entre un 20-40% más de agua que un organismo natural, que se lo pregunten a los 3.000 suicidios anuales que hay en la India por culpa de Algodón BP (OGM) de Monsanto. Los agricultores, la mayoría analfabetos, confían en las promesas de la publicidad de Monsanto, y adquieren semillas de Algodón BP (OGM) pensando que ahorrarán en costes y se ahorrarán las pérdidas por plagas. El desastre les desborda cuando se ven obligados a…

1º a comprar cada año las semillas a Monsanto, ya que una de las modificaciones genéticas que éstas empresas hacen es la de crear semillas Terminator, es decir, que se vuelven no productivas al año siguiente.

2º a endenudarse aun más y pedir un préstamo para instalar un sistema de irrigación

3º A comprar pesticidas y fertilizantes, porque como ya he dicho anteriormente, tras el aumento de producción el 1er año, los que le siguen son cada vez menos productivos, a causa de la contaminación del suelo con el veneno de Monsanto, que mata todo un micro-ecositema

Así pues, exponiendo todo esto desde mi caravana, sólo me queda hacer la siguiente pregunta… Que sucederá cuando la alimentación de todo el mundo esté en las manos de empresas como Monsanto? Que han demostrado tener los escrúpulos de un psicópata…

Alguien se anima a responder?

Aloha Jordi, me animo a responderte desde el blog porque Facebook tiene sus límites…

El problema real de los transgénicos es su parte social y que no deja de ser un monopolio impuesto por las grandes multinacionales que mentas en la presentación del grupo, hecho que puede perjudicar la investigación clara y objetiva sobre transgénicos.

En cuanto a las técnicas de ingeniería genética, aunque puedan sonar algo sci-fi,  son comunes en biotecnología y sanitarias y, gracias a ellas, se puede fabricar, por ejemplo, insulina para diabéticos (cuyo procedimiento es insertar mediante un virus la secuencia de ADN humano que codifica la proteína en una bacteria de E. coli. Así, la bacteria huésped crece y se reproduce normalmente, y gracias al ADN insertado, produce insulina humana).

Hace unos años tuve la ocasión de organizar una conferencia-debate abierto sobre el tema junto con el Dr. Azcón, del depto. de Fisiología Vegetal de la UB, a la que invitamos a participar a un representante de la plataforma No a los Transgénicos y al representante español de la comisión que los autoriza en Europa.

Las conclusiones, a grandes rasgos, fueron:

1. Aunque los transgénicos pueden significar una mejora importante en la eficiencia de la producción agraria y otros, tal y como lo fue la Revolución Verde el siglo pasado con los abonos nitrogenados, es que, al igual que con éstos, se han de realizar más estudios sobre cómo pueden afectar en las complejas relaciones que se establecen con el medio ambiente.

La mayoría de ecólogos no opinan que sean malos en sí mismos, me refiero a la idea, ya que los transgénicos están planteados, en principio, desde la comunidad científica, como alternativa más sostenible y eficaz a los abonos nitrogenados. Pero les preocupa el punto anterior. Vuelvo a poner como ejemplo el caso de los abonos nitrogenados. Todos los conocemos y nos parecen naturales, pero lo que no tanta gente sabe es que el nitrógeno es un elemento limitante del crecimiento de las plantas, un nutriente, que por sus características, permanece poco tiempo en la tierra y escapa en su mayor parte a la atmósfera y a los sistemas acuáticos, contaminándolos y comportando graves riesgos para la salud y el entorno. Sin embargo, gracias a ellos, se incrementó de manera espectacular la producción de alimentos tras la Segunda Guerra Mundial, coincidiendo con la época de hambruna de la postguerra.

2. Criminalizar la investigación en transgénicos y prohibirla a nivel local sólo ayudará a incrementar las arcas de las multinacionales farmacéuticas y a establecer un monopolio muy peligroso sobre los alimentos.

Los transgénicos ya están aquí, nos guste o no a algunos. Ahora lo que habríamos de hacer es procurar evitar la formación de monopolios y patentes. ¿Cómo? Con más becas de investigación públicas que no estén influenciadas por el sector privado, por ejemplo, y que incluyan el estudio a largo plazo de las relaciones interespecíficas sobre el entorno y la salud, y revisando los protocolos sobre OGMs a nivel mundial.

El problema es que, debido a la mala prensa que tienen y al sensacionalismo de los mas media, las pequeñas compañías y las universidades que se arriesgarían a investigar deciden no invertir.

En resumen, la tecnología en sí no es mala, ni buena, es el uso que le damos lo que declina la balanza en virtud de uno u otro.

2 Respuestas a “Transgénicos, ¿ángeles o demonios?

  1. Creo que tanto en la revolución verde como en la revolución biotecnológica de los 80, son parches a un gran problema de fondo. Y éstos parches no son efectivos, porque acaban produciendo enormes daños a los ecosistemas, y a la vida misma de la Madre Tierra.
    Hace 200 años África y America del Sur no se morían de hambre. Es cierto que eran menos, pero a diferencia de ahora no existian poderes tan estratosféricamente enormes y abariciosos que necisitaban crear condiciones de pobreza en ciertos lugares para poder acceder a los recursos naturales a un precio bajocoste. Africa muere de hambre pero paga los manjares de Europa y EEUU.
    El problema de fondo se llama CORPORATROCACIA, y es aquí donde debemos enfocar todos los esfuerzos de la humanidad y no en erradicar el hambre, no en erradicar enfermedades, no en luchar contra el terrorismo, no en salvar el planeta de “cambio climático” (esto lo pongo entre comillas porque habría mucho que hablar sobre el tema), no en I+D, no en NADA DE NADA hasta que no terminemos con la corporatrocracia. Y afirmo todo esto por ninguno de los problemas mentados existiría si erradicáramos la CORPORATOCRACIA.
    Para quien quiera informarse de lo que es la CORPORATOCRACIA adjunto un documento que colgué en mi Facebook hace 4 meses, donde explica, creo que con bastante claridad, de que estamos hablando:

    En las escuelas se enseña que Estados Unidos de América es una democracia. El gobierno se estableció “de, por y para el pueblo” y más tarde un presidente, Abraham Lincoln, pidió al pueblo de la nación que se uniera a la guerra civil y muriera en ella para que semejante cosa nunca pereciera de la faz de la tierra. Aparte del hecho de que la frase nunca fuera acorde con la verdad, hoy se ha convertido en un absurdo total. El Tribunal Supremo ha declarado de una vez por todas que son las corporaciones quienes gobernarán. Ahora, Estados Unidos de América se describe mejor como una “corporatocracia”. Estas creaciones capitalistas cuyo Dios es Mammon* son las dueñas del gobierno y de quienes lo establecen. Las corporaciones son, por supuesto, diferentes del pueblo. Carecen de emociones humanas. Por su propia naturaleza son incapaces de generar empatía. No sienten nada si el pueblo sufre explotación, si el pueblo vive en la miseria o si el pueblo muere horriblemente. A Union Carbide no le afectaron las miles de personas que murieron y que mueren en Bhopal. Únicamente registró en la hoja de balance 470 millones de dólares de pérdidas dedicados a la futura viabilidad corporativa bajo un nuevo nombre, Dow Chemical.
    No se razonará con la corporación ni se le suplicará o se le recriminará para que cambie su curso, ni siquiera cuando la vida en el planeta está pendiente de un hilo. McDonald’s se encuentra en el proceso de enseñar a Starbucks que incluso el hecho de fingir tener conciencia social es una estrategia de marketing fallida. La corporación sólo reconoce y reacciona ante las amenazas a sus suministros-beneficios. Así que un sentido las corporaciones comparten algo con los seres humanos. Tienen un instinto de autoconservación y mueren si se ven privadas de un elemento vital. Mientras que los seres humanos necesitan aire y agua, el elemento vital de las corporaciones son esos beneficios trimestrales. La corporación debe tener beneficios y después aún mayores beneficios en el futuro. Los beneficios de las corporaciones deben crecer, ¡siempre! Irracional, imposible e insostenible, pero así es la naturaleza de la bestia, como los lemming que se precipitan en manada al mar.
    Los parámetros son los mismos en cada rincón de la economía globalizada. El mayor beneficio posible es producto de la mayor productividad posible y el salario más bajo posible. Las corporaciones estadounidenses han deslocalizado todo lo que no está establecido en países con bajos salarios. En el desindustrializado Estados Unidos hoy no se fabrica nada. Las llamadas del servicio a los consumidores estadounidense se responden en Irlanda, India, Filipinas y la República Dominicana. Las pelotas que se usan en la liga de béisbol se fabrican en Haití y el reciente terremoto mortal no va a cambiar esto. [Las deportivas] AirJordans salen de las fábricas de Nike donde se explota a los trabajadores que están situadas en Indonesia.
    Microsoft lleva a cabo el 85% de sus investigaciones en Estados Unidos de modo que Bill Gates lucha para eliminar las restricciones del visado de trabajo básico estadounidense para traer de India o Taiwan trabajadores cualificados en alta tecnología que cobran bajos salarios. La sede central de Halliburton está ahora en Dubai y se prepara para recibir a su antiguo jefe, Dick Cheney, en su jubilación. Para sobrevivir bajo su imperativo del beneficio, las corporaciones deben emprender un interminable proceso de consolidación. Hay una consolidación por integración horizontal. Por ejemplo, antaño muchas corporaciones estadounidenses salpicaban el paisaje de fabricación estadounidense de coches. En los últimos años todo dependía de los Tres Grandes… Hoy, Chrysler está condenada, se mantiene a Ford artificialmente con vida y General Motors está hincada de rodillas. En el mundo corporativo del futuro inmediato los coches se fabricarán en Japón, China o India. En última instancia, la industria instalará una entidad corporativa. Hay consolidación por integración vertical y su campeón es Wal-Mart, la mayor corporación del mundo. Wal-Mart ha convertido al gobierno chino en socio. Trabajando juntos, los dos socios han convertido China en un campo de trabajo con salarios de hambre. China provee a Wal-Mart, así que ésta no necesita vendedores locales como el ahora destruido Rubbermaid.
    Armado con los costes más bajos de producción, Wal-Mart se alza en una esquina cada dos calles vendiendo todo tipo de artículos que se pueda imaginar y cada servicio al que la corporación puede echar el anzuelo. Wal-Mart arrasa las economías locales y luego recoge sus pedazos para convertirse en la única carnicería, panadería y fabricante de velas de la población. Recientemente la corporación ha dado el paso de ofrecer servicios bancarios en sus tiendas. Durante el ascenso al poder absoluto de las corporaciones se ha vaciado al gobierno estadounidense. Las elecciones se han convertido en un elaborado “reality show” que actúa en las televisiones de las corporaciones para entretenimiento de la audiencia. Si usted mira [el canal de television] FOX, su realidad es filtrada a través de Newscorp de Rupert Murdoch, NBC es las noticias de General Electric, CNN es las de Time/Warner, ABC le lleva al mundo de Disney y Viacom comprueba regularmente el icónico departamento de noticias de CBS para asegurarse de que Edward R. Murrow sigue muerto. Es entonces cuando Viacom está preparando a la juventud estadounidense para la esclavitud y la muerte a través de MTV y B.E.T.
    Las corporaciones son quienes hacen el recuento real de los votos del pueblo estadounidense. No es de extrañar que el gigante contratista de defensa haya recibido recientemente esta tarea de manos de Diebold. Los centinelas de las corporaciones, los miembros de los lobbies, deambulan por los vestíbulos del gobierno haciendo respetar la disciplina entre sus manos asalariadas, permitiendo a los más serviles alimentarse abundantemente a costa del público. Así, en treinta años el Congreso no ha aprobado ninguna legislación ni el Tribunal Supremo ha sentenciado sobre ningún caso en el que haya por medio una riquezaa significativa a favor del pueblo. Ahora todas y cada una de las decisiones del gobierno estadounidense transfieren riqueza del pueblo a los amos de las corporaciones.
    Ahora las corporaciones tienen puesta la vista en lo último que queda de los pilares institucionales de la democracia estadounidense.
    El Business Roundtable**, la Fundación Gates y la Fundación de la Familia Walton han estado trabajando con todas sus fuerzas para aplastar las escuelas públicas. Wall Street está financiando la campaña para lograr que sus banqueros obtengan control del fondo del trust de la Seguridad Social. Y toda la pandilla corporativa está resuelta a “hacer pasar hambre a la bestia” o acabar con a los gobiernos estatal y local. Donde mejor se expresa el éxito de su campaña probablemente sea Hawaii, en la que la cantidad de días que los niños pasan en el colegio ha pasado de 180 a 163; Detroit, donde los profesores devolverán al Estado 500 dólares de una paga; Nueva Orleans donde ya sólo queda un puñado de escuelas públicas; y los Estados desde California a Nueva York y Florida, donde los presupuestos de las escuelas públicas han sido rebajados drásticamente al mínimo. Y, finalmente, está el acontecimiento de peor agüero de todos. Las corporaciones han empezado a formar su propia Guardia Pretoriana. La masacre de civiles iraquíes y las patrullas por las calles de Nueva Orleans arrasadas por el huracán han convertido a Xe, antes Blackwater Worldwide, antes Blackwater USA, en uno de los más famosos nuevos ejércitos corporativos. Contrariamente a cualquier noción de efectividad en los costos, los mercenarios protegen al personal del Departamento de Estado estadounidense en Iraq en vez del ejército regular. No parece que tenga sentido, a menos que la corporatocracia esté mirando hacia el futuro al día en que no puedan confiar en el ejército estadounidense para llevar a cabo los ataques contra una resistencia del pueblo estadounidense.
    Paul A. Moore es profesor de enseñanza pública
    * N. de la t.: Mammon es una palabra de origen arameo que significa “riqueza”. El término se emplea en el Nuevo Testamento para describir la abundancia o la avaricia material.
    ** N. de la t.: “Roundtable” es el término con el que se denomina a un club social para profesionales jóvenes que promueven obras benéficas, organizan actividades sociales, etc.
    Fuente: http://www.informationclearinghouse.info/article24481.htm

    Dicho ésto, sólo me queda hacer un apunte…
    lo que ha sido creado por el hombre, el hombre puede destruirlo

  2. Pero, dejándo la CORPORATOCRACIA a un lado, seguimos teniendo el problema de AGRICULTURA+INCREMENTO EXPONENCIAL DE LA POBLACIÓN HUMANA= DEFORESTACIÓN y POLUCIÓN, por ejemplo. Por tanto, se han de generar y promover alternativas sostenibles y compatibles entre medio ambiente, agricultura, economía y sociedad. Esto solo es posible si ciencíficos (biotecnólogos y ecólogos), administraciones y consumidores van en la misma dirección, caminando juntos por el desarrollo de una agricultura más eficiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s